La disponibilidad de energía suficiente es un elemento esencial para el desarrollo de la Humanidad y constituye actualmente un problema esencial para todas las naciones, desde las más desarrolladas hasta las pobres. Abordar este problema exige el desarrollo de nuevos sistemas de generación, la optimización de los métodos de distribución de los productos energéticos y el uso racional y eficiente de los mismos.

Tres aspectos que conforman los pilares básicos de cualquier política energética, junto con el requerimiento del menor impacto ambiental posible.

El escenario energético actual implica unos sistemas de complejidad creciente donde las soluciones a utilizar en edificación deben ser continuamente revisadas a la luz de los nuevos resultados de la investigación energética y ésta, a su vez, debe abordar con la mayor intensidad posible proyectos concretos que permitan mejorar alguno de los cuatro aspectos citados: mayor capacidad de generación, mejor distribución, máximo ahorro y mínimo impacto ambiental.

Puede afirmarse que, en la situación actual, la investigación en temas energéticos ha cobrado una importancia fundamental.

Nuestra empresa está especializada en el desarrollo de sistemas energéticos dentro de dos campos dentro de la edificación: La ingeniería geotérmica y la energía fotovoltaica.

Nuestro compromiso está en dejar a las siguientes generaciones un mundo  mejor, más limpio, y más racional. En ello ponemos nuestras esperanzas, conocimientos e ilusiones.